Es de BIEN nacidos, ser AGRADECIDOS

Gracias

Diversos estudios realizados han puesto de manifiesto que los sucesos negativos tienen un impacto mayor en nuestro estado de ánimo que los positivos. Dicho de otra manera, el placer que supone encontrarse 100€ es menor que el malestar que implica haberlos perdido. Esta notoriedad de lo negativo nos lleva a que pongamos el énfasis en aquello que no funciona en vez de en aquello que va bien.

Este fenómeno es la base de lo que la profesora de Harvard S. Lyubomirsky llama “hedonismo psicológico”, según el cual tendemos a poner el énfasis en lo que nos falta en vez de en lo que tenemos y somos. Este mecanismo es muy perjudicial para las personas porque consigan lo que consigan, nunca será suficiente, siempre habrá algo más que conseguir que no nos permitirá pararnos, siempre estaremos persiguiendo algo y nunca alcanzaremos la meta. El panorama es absurdo y desolador. Como los hamsters en la rueda, siempre corriendo y no llegando a ninguna parte.

¿Qué  podemos hacer para salir de este laberinto? Pues algo tan sencillo como valorar y agradecer todo lo que tenemos, somos y hemos alcanzado en vez de poner el énfasis en lo que nos falta. Que salga agua caliente de la ducha, que comamos cada día, que haya gente que nos valore, que tengamos determinadas capacidades, salud,., son elementos cotidianos que podemos agradecer y no darlos por supuestos. Cuando agradecemos ponemos el énfasis en lo que tenemos en vez de en lo que no tenemos, justo lo contrario de lo supone el hedonismo psicológico.

Las ventajas de valorar lo que tenemos y ser agradecidos son inmensas. En un experimento llevado a cabo por los psicólogos Emmons y McCullogh se hicieron dos grupos de personas: al primero le pidieron que durante un tiempo fueran anotando cosas para agradecer de las que les iban ocurriendo a lo largo del día, y al otro grupo no le pidieron que hiciera nada especial. Con el tiempo, el grupo de los “agradecidos” resultaron tener mejor salud, ser más enérgicos, optimistas, generosos, cooperativos y felices que los del otro grupo. Vale la pena ser agradecido. Todo son ventajas, y no es muy difícil hacerlo.

¡Un fuerte abrazo a todos, y si queréis, en dos semanas nos vemos en el siguiente post!

Pablo Maella

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *


dos + = 8