VIVIR es DECIDIR

0101-10-formas-sencillas-de-vivir-la-vida

Nuestra vida se ve afectada por dos tipos de circunstancias: aquellas sobre las que no podemos influir y aquellas sobre las que sí podemos influir.

Haber nacido más alto o más bajo, americano o africano, en una familia rica o pobre, son circunstancias que nos afectan pero sobre las que poco podemos hacer. Como no podemos hacer nada, lo mejor es aceptarlas como puntos de partida de nuestra realidad, y centrarnos en aquello sobre lo que sí podemos influir.

Hay otras muchas circunstancias en nuestra vida sobre las que sí podemos influir, y lo hacemos mediante las decisiones que tomamos. Hemos decidido si estudiar o no, si casarnos, si llevar una vida saludable,., y estas decisiones han influido en nuestras vidas.

Cuando decidimos influimos en nuestras circunstancias. Según sean nuestras decisiones, nuestra vida será de una manera u otra. Podemos decir que nuestro pasado es la historia de las decisiones tomadas y que el futuro lo conformaremos a través de las decisiones que vayamos tomando.

De ahí la importancia de la toma de decisiones en las personas, ya que en último término cada uno es lo que decide ser. De hecho, tomar decisiones es la actividad más importante que realizamos las personas. Vale la pena ser consciente. Decidir es vivir, y vivir es decidir.

¡Un fuerte abrazo a todos, y si queréis, en dos semanas nos vemos en el siguiente post!

Pablo Maella

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *


× cuatro = 28